4 preguntas para entender mejor la responsabilidad social corporativa

 

En la actualidad es habitual encontrar noticias en los diferentes medios de comunicación sobre responsabilidad social corporativa y es que, en los últimos años este término ha ido adquiriendo mayor popularidad ya que cada vez son más las organizaciones y empresas que hacen uso de prácticas responsables y sostenibles.

¿Pero realmente entendemos en qué consiste dicho concepto? ¿Quiénes la están aplicando o pueden hacer uso de estas prácticas? O simplemente ¿qué beneficios reporta?

Para ello vamos explicar a continuación estás y otras cuestiones para ayudarte a comprender mejor dicho término.

 

1. ¿Qué es la responsabilidad social corporativa?

Se entiende como responsabilidad social corporativa al conjunto de prácticas y estrategias que llevan a cabo las organizaciones de forma activa y voluntaria con el fin de mejorar los aspectos sociales, medioambientales y económicos de nuestro entorno local (y por ende global), teniendo en cuenta el impacto que generan sus actividades sobre sus grupos de interés (clientes, empleados, proveedores, accionistas…).

 

2. ¿Qué diferencias hay entre rsc y rse? ¿Significan lo mismo?

Aunque a priori pueden parecer el mismo concepto, existe una pequeña diferencia entre ambos términos y es que, mientras la responsabilidad social empresarial (RSE) tiene en cuenta únicamente las empresas, por su parte la responsabilidad social corporativa (RSC) hace referencia a las organizaciones ya sean o no de tipo empresarial (entidades, administraciones públicas, ONG, instituciones privadas, empresas…)  y no tiene en cuenta la actividad que desempeñan ni tampoco su tamaño.

 

3. ¿Por qué es importante la rsc?

La responsabilidad social corporativa es importante ya que contribuye a cumplir los objetivos marcados por las organizaciones que tienen conciencia ética. Estos objetivos ayudan a gestionar y reducir los impactos negativos derivados de su actividad.

A nivel legislativo, la rsc es de gran utilidad para lograr cumplir con la normativa tanto nacional como internacional y sirve de ayuda para la lucha contra la corrupción.

Favorece la creación de riqueza y contribuye a la distribución equitativa de la misma con el fin de que las empresas y organizaciones crezcan y tengan continuidad en el tiempo.

Promueve el respeto por el medio ambiente y los derechos humanos, en el primer caso haciendo un uso más racional y eficiente de los recursos existentes, buscando reducir la contaminación y luchar contra el cambio climático, y en el segundo, logrando condiciones laborales dignas para los trabajadores además de mejorar su desarrollo personal y profesional.

Sirve como referencia para conocer mejor las necesidades de los grupos de interés (o stakeholders) de modo que una organización es capaz de comprender las necesidades e intereses de dichos grupos, atendiendo sus demandas e incorporándolas en sus actividades.

 

 

4. ¿Qué beneficios proporciona la rsc a las organizaciones?

Realizar prácticas de responsabilidad social reporta a organizaciones y empresas numerosos beneficios tanto a nivel interno como a nivel externo. A continuación, vamos a explicar algunos de ellos:

 

Valor añadido y marca corporativa

Llevar a cabo estrategias de responsabilidad social ayuda a mejorar la imagen corporativa y la credibilidad de una empresa u organización añadiendo valor a las actividades que desarrollan.

Por una parte, los trabajadores se sienten satisfechos y comprometidos con los valores de la organización y ello conlleva a que haya una mayor productividad. Por otra parte, los consumidores se sienten identificados con los valores que representa la organización.

Además, las buenas prácticas pueden verse recompensadas con premios que avalen el compromiso y el esfuerzo de la entidad por realizar este tipo de estrategias, incrementando su influencia en el sector y su reputación frente a posibles nuevos consumidores.

 

Fidelización y lealtad del cliente

Las tendencias en los hábitos de consumo indican que los clientes tienen un gran respeto por aquellas organizaciones que actúan de forma responsable con el medio ambiente, cumplen con la normativa económica y llevan a cabo proyectos de tipo social. Todo ello aporta una ventaja competitiva e imagen positiva que facilita la fidelización de los clientes.

 

Prevención de riesgos laborales

La RSC permite a las organizaciones reducir aquellos riesgos potenciales relacionados con su actividad. Un control adecuado de los mismos ayuda a minimizar los conflictos y que no se realicen malas prácticas, evitando de esta manera posibles sanciones económicas y mala imagen.

También es importante debido a que contribuye al cuidado del medio ambiente ya que se pueden ahorrar recursos, ejecutar medidas para disminuir la emisión de gases, tener una mayor eficiencia energética, ayudando a su vez a la organización a reducir costes.

 

Mejor productividad

La RSC permite a las organizaciones atraer y captar talento ya que, con una buena estrategia de gestión responsable, los trabajadores se sienten más comprometidos, tienen un mayor grado de implicación con la labor que desempeñan, aumenta su competitividad y sienten los valores que fomenta la empresa.

 

En definitiva

Planificar y realizar políticas de RSC permite a las organizaciones ser más sostenibles, aumentar la competitividad generando impactos positivos tanto en la propia organización como en sus grupos de interés, ayudar a la protección del medio ambiente gestionando mejor los recursos. Genera mayor reputación en el sector en el que se trabaja, creando marca ética y responsable, lo que permite diferenciarte de tus competidores. Además, es el camino para que las organizaciones puedan seguir mejorando, ejercicio a ejercicio, construyendo un camino hacia un futuro mejor.

Por | 2018-04-20T14:37:51+00:00 enero 12th, 2018|Blog, RSC, Sostenibilidad|Sin comentarios

Deje su comentario

CONTÁCTANOS